Reflexiones Cristianas: Mensajes de Reflexion



noviembre 20, 2014

Los 4 ingredientes esenciales para recibir tu milagro

Es normal que muchos vivamos circunstancias adversas en nuestras vidas, situaciones de las cuales no podemos salir victoriosos por nuestra cuenta, sino que necesitamos de la intervención de Dios. Sin embargo, por mucho que oremos, no vemos un milagro en nuestras vidas.

Los 4 ingredientes esenciales para recibir tu milagro

¿Que pasa? ¿Es acaso que Dios no escucha nuestras oraciones? Pues no, el problema no es Dios, ¡somos nosotros! Hay 4 ingredientes necesarios que tienen que estar en nuestras vidas para recibir un milagro, y podemos encontrarlos en Marcos 10:46-52, en la historia de Bartimeo.

  1. Reconocer a Jesús en nuestras vidas: Marcos 10:47a. El oyó de Jesús, y de inmediato supo quien era. Bartimeo era ciego, pero no necesitaba ver a Jesús para reconocer quién era Él y que podía hacer en su vida.
  2. Clama a Dios y confía en que Él puede hacer un milagro: Marcos 10:47b. Bartimeo comenzó a gritar y clamar a Dios, para que tuviera compasión de el. Bartimeo sabía que solo Dios podía hacer un milagro en su vida, así que clamó a Él.
  3. No dejes que callen tu clamor: Marcos 10:48. Muchos te dirán que no puedes salir de la pobreza, de la enfermedad, de tu situación. Te dirán que es mejor que te acostumbres, y tratarán de convencerte de que la voluntad de Dios es que tu estés así. Pero haz como Bartimeo, ante esas voces, ¡gritó y clamó mas fuerte a Jesús! Y como resultado, Jesús lo escuchó, y acudió a Él, diciéndole "¿Que necesitas?".
  4. Saber que necesitas: Marcos 10:51. Bartimeo era un mendigo, que estaba pidiendo limosnas en la calle. Cualquiera en su lugar, habría respondido a Jesús que necesitaba dinero, casa o comida. Pero Bartimeo sabía lo que realmente necesitaba. El sabía que todas esas cosas solo eran consecuencias secundarias. Pero había algo que Jesús podía cambiar en su vida, que haría que todo lo demás también cambiara. Por eso, Bartimeo pidió ser sanado de su ceguera.
¿Estos ingredientes hacen parte de tu vida? Dios está dispuesto a bendecirte y a hacer un milagro en tu vida, pero tienes que ser como Bartimeo, reconociendo a Jesús, confiando en que el puede sanarte. Clamarle, pero solo aquello que realmente necesitas. ¡Identifica tu verdadera necesidad!

Versículos:


"Entonces vinieron a Jericó; y al salir de Jericó él y sus discípulos y una gran multitud, Bartimeo el ciego, hijo de Timeo, estaba sentado junto al camino mendigando. Y oyendo que era Jesús nazareno, comenzó a dar voces y a decir: !!Jesús, Hijo de David, ten misericordia de mí! Y muchos le reprendían para que callase, pero él clamaba mucho más: !!Hijo de David, ten misericordia de mí! Entonces Jesús, deteniéndose, mandó llamarle; y llamaron al ciego, diciéndole: Ten confianza; levántate, te llama. El entonces, arrojando su capa, se levantó y vino a Jesús. Respondiendo Jesús, le dijo: ¿Qué quieres que te haga? Y el ciego le dijo: Maestro, que recobre la vista. Y Jesús le dijo: Vete, tu fe te ha salvado. Y en seguida recobró la vista, y seguía a Jesús en el camino."
(Marcos 10:46-52)

abril 15, 2014

El Joven Prisionero

Había un joven, muy entregado a Dios, que a causa de su fe en Cristo iba a ser quemado en una estaca al día siguiente. En la misma celda donde el estaba encerrado, estaba también un anciano encarcelado por la misma razón, pero con muchos años mas como creyente y mayor experiencia en los caminos de el Señor.

El Joven Prisionero

Mas tarde, cuando ya estaba oscureciendo, el joven encendió un fósforo para encender una vela y tener luz en la celda. Mientras lo hacía, se quemó un dedo, gritando muy fuerte. Al ocurrir esto, le dijo a su compañero de celda, el anciano, la siguiente pregunta:

- ¿Como podré soportar ser quemado en la estaca mañana, si hoy no puedo si quiera soportar quemarme un dedo con un pequeño fósforo?

El anciano, con mucha paz, le respondió:

+ Jovencito, Dios no te pidió nunca que te quemarás el dedo, por eso no hay gracia para ello. Sin embargo, Él te está pidiendo que mueras por tu fe en Él, así que en ese momento la gracia también llegará.

Sin importar cual sea tu situación, si tu fe está puesta en Cristo, Dios estará ahí para respaldarte y derramar su gracia sobre ti. Recuerda que Él tiene el control. Dios tiene un plan para manejar todo a lo que nos podamos enfrentar en la vida. Su gracia es suficiente para satisfacer todas nuestras necesidades y cubrir todas nuestras debilidades.

Citas bíblicas:

"Cada vez él me dijo: «Mi gracia es todo lo que necesitas; mi poder actúa mejor en la debilidad». Así que ahora me alegra jactarme de mis debilidades, para que el poder de Cristo pueda actuar a través de mí."
(2 Corintios 12:9) NTV

febrero 21, 2014

Romanos 12:14 - Versículo de la Semana

"Bendigan a quienes los persiguen. No los maldigan, sino pídanle a Dios en oración que los bendiga."
(Romanos 12:14 NTV)

Sin duda una de las cosas que mas se dificulta en la vida cristiana es el vivir en amor. Estoy seguro que muchos nos hemos topados con personas poco edificantes, que antes de ayudar, lo único que hacen es estorbar, e incluso criticar y perseguir.

Pero, ¿saben algo? Siguen siendo personas. Personas que Dios ama, y a las cuales Él desea que tu les compartas la palabra. No importa cuan "mala" sea una persona, Dios en su misericordia quiere restaurarlos y llevarlos a su camino.

Entonces, en vez de pedirle a Dios que los castigue, los maldiga, los "queme en fuego ardiente", debemos pedirle que los bendiga, que los prospere, que conozcan de Él. ¡Está muy claro en su palabra!, por muy difícil que sea, es un acto de obediencia hacia Dios. Ama tu prójimo, sin importar si el te ama a ti.

enero 19, 2014

El Amor de Dios

Es muy fácil amar a tu familia, amigos e incluso a todas esas personas que son buenas contigo y te hacen sentir cómodo. ¿Pero eres capaz de amar a tus enemigos o a esas personas que no te agradan del todo? La biblia dice que debemos amarnos los unos a los otros, y eso los incluye a ellos.

El Amor de Dios

La mayor prueba de amor consiste en amar incluso a aquellos que te han hecho daño, han sido groseros o los que te hacen sentir incómodos. Hace unos días iba en un taxi y el señor me contó una historia (testimonio), de algo que le sucedió y que muestra muy bien lo que quiere decir el versículo:

Un día un señor me pidió hacer una carrera a un pueblo cerca a la ciudad. El señor se encontraba con su esposa y su hijo recién nacido, y habían estado buscando taxis pero todos le cobraban mucho. El taxista decidió cobrarle 25 mil pesos a lo que el señor accedió.


Cuando llegaron al destino, el señor le dijo: "Solo tengo 15 mil pesos, cógelos y haz lo que se te de la gana." Y se bajó del taxi junto con su familia. El taxista, de buena fe, le devolvió los 15 mil pesos y le dijo: "Mejor guarda tus 15 mil que de seguro los necesitarás mas que yo." Sin embargo el señor, con mucha grosería, se los tiro dentro del taxi.

El Amor de Dios
El taxista se fue sin rencor, simplemente dejando pasar la situación. Un par de semanas mas tarde, se encontró nuevamente al mismo señor junto con su esposa, queriendo ir al mismo pueblo. El taxista le dijo: "La vez pasada me quedaste debiendo 10 mil pesos. Esta vez te llevo por los 30 que cuesta mas los 10 mil que me debes.". El señor aceptó, y cuando llegaron le dijo "Solo tengo 30, dame un momento y busco los otros 10."

Luego de esperar mas de media hora e incluso tener pasajeros en el taxi esperando para arrancar, llegó el señor con varios bollos, quesos y demás cosas que incluso se pasaban de los 10 mil pesos. Ahora, el taxista y el señor se convirtieron en mejores amigos, e incluso el hijo del taxista recibe la ropa que se le va quedando al hijo del pasajero, ya que sus hijos son consecuentes.

¿Que aprendemos de esta historia? Cualquier otra persona en los zapatos del taxista se hubiera bajado a pelear por el resto del dinero, o incluso hubiera guardado rencor con el señor, y al verlo la próxima vez no le habría ofrecido la carrera sino que pudiera haberle hecho un daño o llamado a la policía.

El taxista no, el simplemente tuvo un pequeño gesto de amor, de paciencia y de bondad con el Señor. Eso es lo que Dios quiere, que nosotros hagamos lo mismo con esas personas que tal vez nos hacen daño o incluso nos tratan mal. Eso puede ser la semilla que pronto dará frutos. Puede ser esa razón para que la otra persona recapacite y conozca a Dios.

Como dice Lucas 6:35, amar a tus enemigos tiene su recompensa. ¡Vivan llenos de bondad, amor y misericordia!

Citas bíblicas:
"Pero a vosotros los que oís, os digo: amad a vuestros enemigos; haced bien a los que os aborrecen; bendecid a los que os maldicen; orad por los que os vituperan. Al que te hiera en la mejilla, preséntale también la otra; y al que te quite la capa, no le niegues tampoco la túnica. A todo el que te pida, dale, y al que te quite lo que es tuyo, no se lo reclames. Y así como queréis que los hombres os hagan, haced con ellos de la misma manera. Si amáis a los que os aman, ¿qué mérito tenéis? Porque también los pecadores aman a los que los aman. Si hacéis bien a los que os hacen bien, ¿qué mérito tenéis? Porque también los pecadores hacen lo mismo. Si prestáis a aquellos de quienes esperáis recibir, ¿qué mérito tenéis? También los pecadores prestan a los pecadores para recibir de ellos la misma cantidad. Antes bien, amad a vuestros enemigos, y haced bien, y prestad no esperando nada a cambio, y vuestra recompensa será grande, y seréis hijos del Altísimo; porque El es bondadoso para con los ingratos y perversos. Sed misericordiosos, así como vuestro Padre es misericordioso." Lucas 6:27-36

enero 02, 2014

Los planes de Dios

Algo que todos en algún momento debemos afrontar es tomar decisiones: Ya sea acerca de una oferta de trabajo, un cambio de ministerio, una relación amistosa e incluso sentimientos profundos. Muchas veces creemos que la decisión que tomamos es la mejor porque nos hemos "evaluado" las posibilidades.

Los planes de Dios

Pero, ¿realmente consultamos a Dios nuestras decisiones? No se ustedes, pero yo estoy conciente que los planes de Dios SIEMPRE serán mejores que los míos y que su voluntad es que todo obre a nuestro favor... Así que, ¿quien mejor que Él para aconsejarme?¿acaso seguir su consejo no me llevará a la mejor decisión?

He conocido personas que por mucho han orado y permanecido fieles para que Dios les de un trabajo. Sin embargo, apenas llega la primera oferta y sin consultar si quiera con Él, toman cualquier trabajo donde paguen lo que desean... Sin importar si ese trabajo puede apartarte de Dios. Entonces, ¿está mal aceptar un trabajo?

La respuesta es obvia, no. Pero si debemos cuidar que la decisión que tomemos sea acorde a lo que Dios tiene planeado en sus propósitos divinos. Tal como dice Proverbios 14:12, hay muchos caminos que a nuestro parecer son derechos, pero que en realidad solo conducen a la muerte (alejarnos de Dios).

Permitele dirigir tu vida y verás cuan buenos y perfectos son sus planes, y que cosas maravillosas tiene para tu vida.

Citas bíblicas:

"Hay caminos que parecen derechos, pero al final de ellos está la muerte." (Proverbios 14:12)
Plantilla diseñada por CES Angel