Reflexiones Cristianas: Mensajes de Reflexion



febrero 24, 2015

Huid del pecado, hagan frente al diablo

Muchos cristianos están haciendo todo al revés: Se enfrentan a la tentación, y como consecuencia, terminan cayendo en pecado. Mientras que se mantienen huyendo con miedo del diablo. Cuando deberían estar haciendo todo lo contrario: Hacer frente al diablo y huir de la tentación.

Resistid al diablo


La biblia es clara y nos dice:

"Huye también de las pasiones juveniles, y sigue la justicia, la fe, el amor y la paz, con los que de corazón limpio invocan al Señor." (2 Timoteo 2:22)

"Huid de la fornicación. Cualquier otro pecado que el hombre cometa, está fuera del cuerpo; mas el que fornica, contra su propio cuerpo peca." (1 Corintios 6:18)

¡HUYE! Cuando somos tentados, no debemos hablarle, enfrentarla, explicarle... No no no, debemos huir. Pero ojo, también nos habla acerca del diablo:

"Por eso, obedezcan a Dios. Háganle frente al diablo, y él huirá de ustedes." (Santiago 4:7)

Quien debería estar huyendo no somos nosotros, es el diablo. Hazle frente, golpealo, batalla, y el huirá de ti, te dejará en paz. Dios nos dio el poder y la potestad sobre el diablo y los demonios, así que NO TENGAS MIEDO, enfrenta al diablo y VENCE.

enero 24, 2015

Sanidad que viene de lo alto

Lo primero que tengo que decirte es que Dios NO envío esa enfermedad a tu vida, porque dice en Santiago 1:17:

"Toda BUENA dádiva y todo DON PERFECTO viene de lo alto, desciende del Padre de las luces, con el cual no hay cambio ni sombra de variación."

Pero hay buenas noticias, la palabra de Dios también dice en Romanos 8:28:

"Y sabemos que para los que aman a Dios, todas las cosas cooperan para bien, esto es, para los que son llamados conforme a Su propósito."

Eso quiere decir que aunque estés enfermo, Dios va a usar esa trampa del diablo y la va usar para tu bien. No solamente serás sanado, sino que a través de tu sanidad tu y todos a tu alrededor conocerán a Dios.

A este punto muchos me dirán: "Si Dios quiere sanarme, ¿por qué no la hecho aún?" Tal vez has ido a cientos de doctores, hecho miles de exámenes, probado cuantos tratamientos hayas escuchado, y aún sigues viviendo con esa enfermedad.

Pues hoy Dios te dice: No en las fuerzas humanas, sino en las mías. Para Dios sanarte necesita que tu fe esté puesta en Él. Porque muchas veces creemos que es un doctor o médico quien nos sanará, y no me malentiendan, Dios los usa maravillosamente para sanar a las personas, pero nuestra fe debería estar en el Señor y su PODER.

En Salmos 146:9b dice: "...pero frustra los planes de los impíos." Y si buscamos en un diccionario la palabra impío encontraremos la siguiente definición:

Impío: 2. Incrédulo, ateo, que no respeta lo sagrado.

¡Dios frustra los planes de los incrédulos! ¿Quieres saber por qué? Porque Dios no puede actuar en la vida de los incrédulos. El frustra sus planes, para que se den cuenta que solo con la mano de Dios puedes lograrlo.

Cuando entiendas esto, verás que Dios puede hacer en un segundo, lo que médicos y especialistas no pudieron hacer en años: DARTE TU SANIDAD.

enero 01, 2015

Feliz año 2015: De Gloria en Gloria

¡Feliz año nuevo! Sin duda alguna, el 2014 fue un gran año, lleno de bendiciones, milagros y sorpresas de parte de Dios. De una u otra forma, todos tenemos algo por lo cual estar agradecidos. Aún cuando hayan habido batallas, problemas, dificultades, Dios siempre ha estado a nuestro lado dándonos la victoria.



Es probable que llegues a pensar "Todo mi 2014 fue horrible", "Fue el peor año de mi vida". Sin embargo, no debemos dejar que lo malo empañe lo bueno que hemos recibido. Si, han habido dificultades, ¡pero Dios nos ha librado de ellas! Y este 2015, será aún mejor.

Te preguntarás, ¿como puedo estar tan seguro de que el 2015 será mejor? Porque la palabra de Dios dice que seremos transformados de gloria en gloria. Esto quiere decir, que cada día veremos victorias mas grandes en nuestras vidas, y que cada día nos pareceremos mas a Jesús.

Y si cada día nos parecemos mas a Jesús, significa que cada día veremos cosas mas grandes. Jesús echo fuera demonios, sanó enfermos, predicó frente a miles de personas, lideró y preparó a sus discípulos, y sobre todo, venció al diablo y las potestades muriendo en esa cruz. ¡Jesús nos dio la victoria!

Atrapa todas las promesas que Dios te ha dado, porque este 2015, es el año de promesas cumplidas, el año de tus milagros, el año de la justicia del cielo. ¡Prepárate! Porque este año verás lo que en ningún año has visto, todo por el poder y la sangre de Jesús.

Versículos bíblicos:
 
"Por tanto, nosotros todos, mirando a cara descubierta como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados de gloria en gloria en la misma imagen, como por el Espíritu del Señor." 
(2 Corintios 3:18) RV60

noviembre 20, 2014

Los 4 ingredientes esenciales para recibir tu milagro

Es normal que muchos vivamos circunstancias adversas en nuestras vidas, situaciones de las cuales no podemos salir victoriosos por nuestra cuenta, sino que necesitamos de la intervención de Dios. Sin embargo, por mucho que oremos, no vemos un milagro en nuestras vidas.

Los 4 ingredientes esenciales para recibir tu milagro

¿Que pasa? ¿Es acaso que Dios no escucha nuestras oraciones? Pues no, el problema no es Dios, ¡somos nosotros! Hay 4 ingredientes necesarios que tienen que estar en nuestras vidas para recibir un milagro, y podemos encontrarlos en Marcos 10:46-52, en la historia de Bartimeo.

  1. Reconocer a Jesús en nuestras vidas: Marcos 10:47a. El oyó de Jesús, y de inmediato supo quien era. Bartimeo era ciego, pero no necesitaba ver a Jesús para reconocer quién era Él y que podía hacer en su vida.
  2. Clama a Dios y confía en que Él puede hacer un milagro: Marcos 10:47b. Bartimeo comenzó a gritar y clamar a Dios, para que tuviera compasión de el. Bartimeo sabía que solo Dios podía hacer un milagro en su vida, así que clamó a Él.
  3. No dejes que callen tu clamor: Marcos 10:48. Muchos te dirán que no puedes salir de la pobreza, de la enfermedad, de tu situación. Te dirán que es mejor que te acostumbres, y tratarán de convencerte de que la voluntad de Dios es que tu estés así. Pero haz como Bartimeo, ante esas voces, ¡gritó y clamó mas fuerte a Jesús! Y como resultado, Jesús lo escuchó, y acudió a Él, diciéndole "¿Que necesitas?".
  4. Saber que necesitas: Marcos 10:51. Bartimeo era un mendigo, que estaba pidiendo limosnas en la calle. Cualquiera en su lugar, habría respondido a Jesús que necesitaba dinero, casa o comida. Pero Bartimeo sabía lo que realmente necesitaba. El sabía que todas esas cosas solo eran consecuencias secundarias. Pero había algo que Jesús podía cambiar en su vida, que haría que todo lo demás también cambiara. Por eso, Bartimeo pidió ser sanado de su ceguera.
¿Estos ingredientes hacen parte de tu vida? Dios está dispuesto a bendecirte y a hacer un milagro en tu vida, pero tienes que ser como Bartimeo, reconociendo a Jesús, confiando en que el puede sanarte. Clamarle, pero solo aquello que realmente necesitas. ¡Identifica tu verdadera necesidad!

Versículos:


"Entonces vinieron a Jericó; y al salir de Jericó él y sus discípulos y una gran multitud, Bartimeo el ciego, hijo de Timeo, estaba sentado junto al camino mendigando. Y oyendo que era Jesús nazareno, comenzó a dar voces y a decir: !!Jesús, Hijo de David, ten misericordia de mí! Y muchos le reprendían para que callase, pero él clamaba mucho más: !!Hijo de David, ten misericordia de mí! Entonces Jesús, deteniéndose, mandó llamarle; y llamaron al ciego, diciéndole: Ten confianza; levántate, te llama. El entonces, arrojando su capa, se levantó y vino a Jesús. Respondiendo Jesús, le dijo: ¿Qué quieres que te haga? Y el ciego le dijo: Maestro, que recobre la vista. Y Jesús le dijo: Vete, tu fe te ha salvado. Y en seguida recobró la vista, y seguía a Jesús en el camino."
(Marcos 10:46-52)

abril 15, 2014

El Joven Prisionero

Había un joven, muy entregado a Dios, que a causa de su fe en Cristo iba a ser quemado en una estaca al día siguiente. En la misma celda donde el estaba encerrado, estaba también un anciano encarcelado por la misma razón, pero con muchos años mas como creyente y mayor experiencia en los caminos de el Señor.

El Joven Prisionero

Mas tarde, cuando ya estaba oscureciendo, el joven encendió un fósforo para encender una vela y tener luz en la celda. Mientras lo hacía, se quemó un dedo, gritando muy fuerte. Al ocurrir esto, le dijo a su compañero de celda, el anciano, la siguiente pregunta:

- ¿Como podré soportar ser quemado en la estaca mañana, si hoy no puedo si quiera soportar quemarme un dedo con un pequeño fósforo?

El anciano, con mucha paz, le respondió:

+ Jovencito, Dios no te pidió nunca que te quemarás el dedo, por eso no hay gracia para ello. Sin embargo, Él te está pidiendo que mueras por tu fe en Él, así que en ese momento la gracia también llegará.

Sin importar cual sea tu situación, si tu fe está puesta en Cristo, Dios estará ahí para respaldarte y derramar su gracia sobre ti. Recuerda que Él tiene el control. Dios tiene un plan para manejar todo a lo que nos podamos enfrentar en la vida. Su gracia es suficiente para satisfacer todas nuestras necesidades y cubrir todas nuestras debilidades.

Citas bíblicas:

"Cada vez él me dijo: «Mi gracia es todo lo que necesitas; mi poder actúa mejor en la debilidad». Así que ahora me alegra jactarme de mis debilidades, para que el poder de Cristo pueda actuar a través de mí."
(2 Corintios 12:9) NTV
Plantilla diseñada por CES Angel