Reflexiones Cristianas: Mensajes de Reflexion



mayo 02, 2016

5 cosas que pasan cuando somos generosos

Entre muchas otras bendiciones, la palabra de Dios nos habla acerca de 5 cosas que suceden cuando damos. Y me refiero a dar, no solamente en la iglesia, sino a nuestros amigos, familiares y a los necesitados.
  1. Seremos enriquecidos en todo sentido para que podamos ser generosos. (2 Corintios 9:11)
  2. Se satisfarán las necesidades de los creyentes de Jerusalén y ellos expresarán con alegría su agradecimiento a Dios. (2 Corintios 9:12)
  3. Demostrará que son obedientes a la Buena Noticia de Cristo. (2 Corintios 9:13)
  4. Daremos Gloria a Dios (2 Corintios 9:13a)
  5. Y ellos orarán por ustedes con un profundo cariño debido a la desbordante gracia que Dios les ha dado a ustedes (2 Corintios 9:14)
Sin embargo, estas 5 cosas no suceden simplemente con dar. La palabra de Dios nos habla de que debemos dar con la actitud correcta, y es ahí cuando verdaderamente recibimos estas bendiciones.

¿Como dar con la actitud correcta?


Dios busca 3 atributos a la hora de dar:

  • Dar de acuerdo a nuestro corazón y a lo que Dios nos ha bendecido.
  • Dar voluntariamente, no de mala gana, ni bajo presión.
  • ¡Dar con alegría! Que para ti sea un gozo dar a Dios y a los que lo necesiten.

Versículo de apoyo
: 2 Corintios 9:7-15

febrero 14, 2016

Jesús murió por ti

Si te pregunto hoy, ¿crees que Dios murió por tus pecados? Lo mas probable es que la gran mayoría me responda con un "¡Amen!" lleno de seguridad.

Ahora bien, entendamos esto. Cristo murió por nuestros pecados. El ya nos perdonó (en tiempo pasado). Esto quiere decir que no importa que pecado hayamos cometido (o cometeremos), si nos acercamos a Dios con arrepentimiento, ¡el ya nos perdonó!

Pero entonces, ¿por qué te es tan difícil creer por sanidad y prosperidad? Si Dios murió para perdonar nuestros pecados (salvación), curar nuestras heridas y sanar nuestras enfermedades (sanación) y enriquecernos (prosperidad), ¿por qué dejas a un lado las bendiciones de Dios?

Es lo mismo:

1. Dios no quiere perdonar nuestros pecados. ÉL YA LOS PERDONÓ. (Salvación)
2. Dios no quiere sanar nuestras enfermedades. ÉL YA NOS SANÓ. (Sanidad)
3. Dios no quiere prosperarnos. ÉL YA NOS PROSPERÓ. (Prosperidad)

Así como crees para salvación, debes creer por todo lo que Jesús vino a hacer en el mundo. Creer por sanidad. Creer por prosperidad.

Versículos bíblicos:

"Mas El fue herido por nuestras transgresiones, molido por nuestras iniquidades. El castigo, por nuestra paz, cayó sobre El, y por sus heridas hemos sido sanados." (Isaias 53:5)

"Ustedes conocen la gracia generosa de nuestro Señor Jesucristo. Aunque era rico, por amor a ustedes se hizo pobre para que mediante su pobreza pudiera hacerlos ricos." (2 Corintios 8:9)

julio 04, 2015

Instrumentos de Dios

Cuando un artista toca un instrumento, digamos la guitarra, está tiene mucho mas valor. Hemos visto como venden guitarras de artistas por precios hasta 20 veces mayores que una guitarra corriente. Cuando está en manos del artista, sale de la guitarra grandes melodías que sorprenden a todos. ¡El talento no está en la guitarra! Está en el artista que la usa.

Instrumentos de Dios

Una vez es vendida, y otra persona la tiene en sus manos, ¡no vuelve a sonar de la misma manera! Porque el talento, las melodías no estaban en la guitarra, sino en el artista. Así mismo pasa con nosotros. Cuando Dios nos usa, hacemos grandes cosas: Sanamos enfermos, damos tremendas predicas, echamos fuera demonios. Y muchos dicen: "¡Que buenos soy! ¡Que gran poder tengo!"

Cuando la realidad es que es Dios usándonos para bendecir a otras personas. Nuestro valor no está en lo que somos, si no en lo que Dios hace con nosotros. ¡Somos instrumentos de Dios para bendecir a otras personas!

Permite a Dios usarte para sus propósitos, ¡usarte para lo que fuiste creado!.

mayo 21, 2015

Salomón pide sabiduría

El valor de la sabiduría es mil veces mayor que el de las riquezas. Cuando eres sabio, no en tu propio entendimiento, sino en el que viene de Dios, podrás tomar las decisiones correctas. Esto no solo traerá las bendiciones financieras, sino en toda área de tu vida.

Si Dios en estos momentos te dijera: "Pídeme lo que quieras", ¿que le pedirías? Salomón no titubeo, y de inmediato le respondió: Sabiduría y discernimiento del bien y el mal. ¿Por qué? Porque para salomón era mas importante hacer el bien, agradar a Dios y cumplir su voluntad que las riquezas. Es por esto que Dios se agradó de Salomón: Tenía un corazón dispuesto a hacer el bien, por encima de cualquier riqueza o fama.

¿Y que pasó? Dios no solo le dio sabiduría, sino que lo bendijo financieramente. Lo hizo muy rico y famoso, y le dio larga vida. ¿Que prefieres? Hay muchos que están pidiendo casas, carros, aumentos -lo cual no está mal-, pero antes... ¿Por qué no le pides a Dios que te ayude a superar ese pecado? ¿Que te ayude a mejorar tu temparamento? ¿Que te ayude a amar de la manera correcta?

No es sentir culpa. Pero el pedir riquezas cuando estás necesitando fortalecerte espiritualmente, le dice mucho a Dios acerca de donde está tu corazón.

Versículos: (1 Reyes 3:3-15)

febrero 24, 2015

Huid del pecado, hagan frente al diablo

Muchos cristianos están haciendo todo al revés: Se enfrentan a la tentación, y como consecuencia, terminan cayendo en pecado. Mientras que se mantienen huyendo con miedo del diablo. Cuando deberían estar haciendo todo lo contrario: Hacer frente al diablo y huir de la tentación.

Resistid al diablo


La biblia es clara y nos dice:

"Huye también de las pasiones juveniles, y sigue la justicia, la fe, el amor y la paz, con los que de corazón limpio invocan al Señor." (2 Timoteo 2:22)

"Huid de la fornicación. Cualquier otro pecado que el hombre cometa, está fuera del cuerpo; mas el que fornica, contra su propio cuerpo peca." (1 Corintios 6:18)

¡HUYE! Cuando somos tentados, no debemos hablarle, enfrentarla, explicarle... No no no, debemos huir. Pero ojo, también nos habla acerca del diablo:

"Por eso, obedezcan a Dios. Háganle frente al diablo, y él huirá de ustedes." (Santiago 4:7)

Quien debería estar huyendo no somos nosotros, es el diablo. Hazle frente, golpealo, batalla, y el huirá de ti, te dejará en paz. Dios nos dio el poder y la potestad sobre el diablo y los demonios, así que NO TENGAS MIEDO, enfrenta al diablo y VENCE.
Plantilla diseñada por CES Angel